Delito de lesiones

Delito de lesiones

Provocar sobre una persona un daño que reduzca su integridad física o su salud, tanto física como mental. En eso consiste el delito de lesiones, que a su vez contempla diferentes modalidades según cuál sea la lesión en cuestión.

Este delito se encuentra tipificado en el Código Penal, donde se establece también que para estar seguros de estar ante un delito de lesiones, es necesario que la víctima precise atención médica y un determinado tratamiento.

No se enmarcan dentro de este tipo penal, sin embargo, ni las lesiones producidas por imprudencia leve ni las graves que no requieren asistencia médica.

Podemos ayudarle

En Sierra Abogados somos abogados especialistas en lesiones en Mallorca. Si necesita un despacho con amplia experiencia en la materia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Dentro de la gravedad, distinguimos entre las lesiones básicas, las leves, las graves y las muy graves. Cabe señalar, también, que en el año 2015 desapareció el delito de faltas, que pasó a convertirse en el delito de lesiones menos grave, con una pena mayor que el delito de faltas.

En primer lugar, hablamos de lesiones leves cuando existe una lesión sin necesidad de tratamiento y cuando el agresor maltrata o golpea a otra persona, aunque no le cause lesión.

Las lesiones muy graves, por su parte, son las que dan como resultado una mutilación o inutilización corporal. Dentro de este tipo de lesiones, encontramos:

  • Dejar inútil o hacer que se pierda un órgano o un sentido.
  • Causar esterilidad o impotencia.
  • Provocar una deformidad o alteración estética de forma permanente en una zona visible del cuerpo.
  • Generar una enfermedad psíquica.
  • Mutilar los genitales.

El tipo agravado del delito de lesiones

En el artículo 148 del Código Penal se contempla un tipo agravado del delito de lesiones.

Este tipo agravado tiene que ver con el riesgo derivado del daño que se ha generado. Así, nos encontramos con las siguientes circunstancias, que serían las más graves:

  1. Uso de armas u objetos especialmente peligrosos para la salud mental o física.
  2. Lesiones producidas con alevosía o ensañamiento.
  3. Víctimas menores de 12 años o discapacitados.
  4. Cuando la víctima es pareja del agresor.
  5. Cuando la víctima convive con el agresor y se encuentra en situación de vulnerabilidad con respecto a él.

Aparte, nos encontramos también con lesiones imprudentes, que a su vez se dividen entre las imprudencias graves y las menos graves. Hablamos de delitos en los que lo que prima es el resultado, ya suceda este por omisión o comisión. Y hay que tener en cuenta que la imprudencia leve no se castiga.

Respecto a las lesiones por imprudencia grave, encontramos las que:

  • Dañan la salud mental o física y requieren tratamiento (prisión de 3 a 6 meses o una multa económica de 6 a 18 meses).
  • Provocan la inutilidad de un órgano o de un sentido principal (prisión de 1 a 3 años).
  • Provocan la inutilidad de un órgano o de un sentido no principal (prisión de 6 meses a 2 años).

Las que no requieran tratamiento, por su parte, no se considerarán punibles. Y todas tendrán que valorarse de manera subjetiva, teniendo en cuenta también la posible falta de diligencia.

Lesiones por imprudencia en circunstancias especiales

Si las lesiones se producen mientras se conduce un vehículo a motor, serán imprudencias graves si el causante se encuentra bajo los efectos del alcohol o las drogas o si circulaba a más de 60 km/h (vía urbana) o más de 80 km/h (vía interurbana) por encima de lo permitido.

Por otro lado, si las lesiones son provocadas por un arma de fuego, se sumará a la pena prevista la prohibición de tener armas durante de 1 a 4 años.

Y, si las lesiones se cometen por imprudencia profesional, se inhabilitará para el ejercicio de la profesión al causante durante entre 6 meses y 4 años, según la gravedad.

Finalmente, hablaremos de tipos agravados de lesiones por imprudencia si estas afectan a muchas personas.

Lesiones por riña tumultuaria

Llegamos a este punto a un delito especial de lesiones, cuando se producen en el contexto de una riña tumultuaria y se cumplen estos tres requisitos:

  1. Una riña entre varias personas que se pelean entre sí.
  2. Un tumulto, es decir, un ambiente muy confuso.
  3. Uso de instrumentos o medios que pongan en peligro la vida de las personas.

Si todo esto concurre, los culpables se enfrentarán a una pena de cárcel de entre 3 meses y 1 año. O bien a una multa de entre 6 y 24 meses.

El consentimiento

Si el agresor logra acreditar que el agredido ha expresado su consentimiento expreso, libre, consciente y válido, la pena por el delito de lesiones se verá disminuida en uno o dos grados.

Siempre, eso sí, que la víctima no sea menor de edad o discapacitado. Y que no se perciba que dicho consentimiento ha podido ser viciado.

Concertar cita
Puede llamarnos al 971 72 28 60 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Facilidades de pago
    Abogados especialistas
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Costa de Can Muntaner nº 6, 3º 07003 Palma de Mallorca, Islas Baleares 971 72 28 60 [email protected]